Hospitalización - Hospital Perpetuo Socorro
Inicio Trabaja con nosotros Área de Profesionales/Accionistas

Hospitalización

Los Hospitales Perpetuo Socorro son centros Privados – concertados con actividad quirúrgica, donde se atienden a pacientes:

  • Del Servicio Murciano de Salud
  • Privados
  • Pacientes de entidades aseguradoras sanitarias como Asisa, Adeslas, DKV, Sanitas, etc.

Principales características: 

  • Las habitaciones de cada planta se agrupan en 2 controles: A y B, para mayor celeridad en la atención de enfermos y familiares.
  • Las habitaciones disponen de cama articulada, sofá cama de acompañante, sillón articulable, teléfono, televisión, armario, baño completo con ducha accesible.
  • Un hall para pacientes y familiares.
  • Un sistema de recepción de llamadas desde las habitaciones mediante timbre para atender las demandas y necesidades del paciente.
  • Una zona donde se encuentra el stock de medicación oral y parenteral, donde enfermería prepara la medicación recibida de farmacia para cada paciente. En dicha zona también podemos encontrar material fungible para aseo y cuidado del paciente.
  • Una cocina con frigorífico y armarios de almacenaje de vajilla y un carro de meriendas y desayunos además de un montaplatos para distribución de comidas.
  • Una zona habilitada para el carro de parada y medicación para urgencias cardiorrespiratorias y hemodinámicas.
  • Carros de curas, uno de ellos para heridas quirúrgicas y otros para heridas crónicas o infectadas. Estos carros están habilitados con el material y medicación necesarias para estas curas, con división de material limpio y sucio, y contenedor rígido biodegradable para material punzante y cortante.
  • Grúas de uso hospitalario para movilización de pacientes.

Las visitas médicas se pasan a todos los pacientes ingresados, todos los días de lunes a viernes en horario de mañana. Los médicos de guardia atienden cualquier necesidad fuera de ese horario. Los centros poseen cada uno de ellos un gimnasio de rehabilitación para atender a los pacientes ingresados que así lo precisen, ya que si no pueden bajar al gimnasio, se trataría al paciente en su propia habitación según indicaciones del médico rehabilitador.